Colecterol e hipertension
Colecterol e hipertension

COLESTEROL E HIPERTENSIÓN

EL COLESTEROL Y LA  HIPERTENSIÓN



COLESTEROL E HIPERTENSIÓN

El cuerpo humano no ha podido asimilar los cambios tan radicales que el hombre moderno ha venido haciendo en su alimentación desde hace aproximadamente un siglo.  La incapacidad de nuestro organismo para adaptarse a una comida cada día más artificial, ha traído como resultado una cantidad de enfermedades crónicas sin precedente en la historia.

Dentro del innumerable listado de enfermedades propias de las sociedades modernas, el depósito de colesterol en las arterias ha resultado ser el padecimiento que más muertes causa.

La dieta moderna contiene un exceso de aceites y grasas animales y vegetales que con la idea de obtener algunas ventajas comerciales han sido manipuladas, y transformadas en procesos industriales.

Estos aceites modificados que no existen en la naturaleza hacen difícil para el cuerpo su procesamiento o metabolismo provocando que un porcentaje cada día mayor de personas tenga un nivel muy alto de colesterol en la sangre con su consecuente depósito en las arterias. Este taponamiento de las arterias que origina la Hipertensión, es un proceso lento que en sus etapas iniciales no produce ningún síntoma, pero en una etapa avanzada resulta un padecimiento muy serio.

Colecterol e hipertension

 

Síntomas

La presión arterial de tipo permanente son los depósitos de colesterol. Esta presión permanentemente alta en arteriolas y vasos, estimula los derrames en cualquier órgano como en ojos, cerebro, riñones, etc.

BAJO FLUJO: Cuando una arteria se encuentra muy obstruida, los mecanismos que tiene el cuerpo para compensar esta limitación no son suficientes y los tejidos u órganos completos padecerán una falta de irrigación. Esta falta de sangre (isquemia) puede afectar a cualquier parte del cuerpo por ejemplo: los músculos de las piernas (claudicación intermitente),músculos del Corazón (Angina de Pecho), cerebro, riñones, retina de los ojos, etc.

OBSTRUCCIÓN DEL FLUJO SANGUÍNEO

OBSTRUCCIÓN DEL FLUJO: Un problema serio ocurre cuando se desprenden pedazos o placas de colesterol y corriente adelante obstruye el flujo completo de alguna zona de músculo o de órgano. Cuando el tejido deja de recibir sangre muere y cuando esto sucede en algunos lugares vitales como el corazón o el cerebro, la vida del paciente está en riesgo.

Cómo Reducir los Depósitos Para tener una idea del nivel de depósitos que tenemos, el mejor indicador es la medición de la presión arterial. Si nuestra presión es alta (arriba de 140/90) pero no presentamos ningún síntoma de los anteriormente descritos, tal vez sea otra la causa de nuestra hipertensión, por lo que sugerimos lo siguiente:  Durante al menos dos semanas llevar una dieta muy baja en sal y en alimentos procesados (por su contenido de sal) y tomar nuevamente la presión.

La sal, el estrés y algunos medicamentos pueden subir la presión temporalmente, pero la principal causa de una alta presión permanente son el endurecimiento de las arterias (Arterosclerosis), y las obstrucciones de grasa de las arterias (Aterosclerosis) que a su vez causaron dicho endurecimiento. Contrario a lo que muchas personas piensan, los depósitos de colesterol en las arterias se pueden reducir o eliminar por completo e incluso los tejidos dañados de las arterias pueden sanar por completo.



Todo depende del nivel de cambios que hagamos en nuestra alimentación. El tratamiento central para revertir los depósitos y eventualmente sanar los tejidos, es una dieta vegetariana, muy baja en grasas animales y sin aceites o mantecas vegetales industrialmente manipuladas como las grasas Trans, sobre procesadas o sobre calentadas. Esta dieta deberá ser también muy baja en cualquier alimento procesado (enlatado, embolsado, empaquetado, embutido, etc.) aún que no contenga aceites por su alto contenido de sal o azúcar refinada.

https://tusaludnaturaltv.com/wp-content/uploads/2017/04/COLESTEROL-E-HIPERTENSIÓN.jpg

Con este tratamiento,  los niveles de colesterol en la sangre bajarán rápidamente, y de manera más lenta pero continua, se reducirán los depósitos de grasa en las arterias.

Si estamos tomando medicamento para bajar la presión debemos continuarlo hasta que nuestra presión arterial nos indique que ya no es necesario. Una medida complementaria pero importante consiste en mover, presionar, y flexionar las arterias. Esto se logra con ejercicios diarios suaves y de preferencia prolongados.

Otra acción complementaria que nos ayudará a acelerar la recuperación es junto con la dieta llevar un tratamiento. Algunas plantas son efectivas no sólo para disminuir el colesterol en la sangre sino también para reducir paulatinamente los depósitos.




Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *